Header Ads

Un país Descontrolado y con Miedo.





La imagen puede contener: Lic Dulce Martinez, de pie y exterior




Un país descontrolado y con Miedo.
A diario observamos en la República Dominicana acciones repugnantes y de muy mal gusto para los espectadores pero en el fondo son el sentir y la expresión de personas desesperadas e insatisfechas con las políticas que se aplican.

Aunque sabemos no obedece a una decisión que se corresponde con un comportamiento admisible ante los ojos de la sociedad tranquila  miembros del Falpo lanzaron  heces fecales al edificio de la justicia en la capital significando que eso es la justicia en estos momentos en el país para ellos.

Este martes la delincuencia se llevó en Baní a un honorable oficial superior de la policía Nacional quien cayera abatido tras enfrentar la delincuencia de esa jurisdicción y a pesar de que muchos o todos en esa zona saben que se trata de una persona honorable. Quieren  algunos desaprensivos emitir juicio de valores y matarle dos veces.

Observamos a un país con miedo y descontrolado en donde se debe respaldar la lucha contra la delincuencia sacando de sus operaciones a los antisociales utilizando el terreno que ellos quieran.

Ahora con la cara limpia y como si nada pasó uno de los presuntos responsables de matar al coronel Ramos  se entrega a las autoridades y yo pregunto.
Quien le devolverá ese padre a esos hijos, quien le devolverá ese esposo a esa mujer, quien le devolverá ese amigo y hermano a sus parientes.

Ya está bueno señores autoridades, es tiempo de que encaremos los principales problemas por lo que atraviesa el país y le demos un duro golpe a la delincuencia aplicando la ley de talión ojo por ojo diente por diente a los delincuentes.
Nos encontramos en una profunda crisis de valores, principios, de falta de oportunidades, de sensibilidad y solidaridad gubernamental, pero esto no debe incurrir en  fomentar la delincuencia en el país.

Es tiempo de que focalicemos los principales ejes que necesita la República Dominicana  para proyectarnos como nación y que el país vuelva alcanzar en el mapa Regional categorías  paradigmáticas.

Tenemos que unificar esfuerzo señor presidente, dejemos de lado  las zancadillas, maltrato, atropello, persecución y centralismo, ya que Quisqueya necesita en estos momentos del consenso de sus mejores hombres y mujeres.

Queremos paz, control, y  seguridad, tenemos miedo señor presidente de caminar abiertamente las calles de nuestro país,  para no caer en la larga lista de víctima de la delincuencia  que muchas veces al final sus atacantes o patrocinadores quedan sin castigo.



No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.