Header Ads

El año inicia sin que dejemos atrás las maldades heredadas del pasado.









El año inicia sin que dejemos atrás las maldades heredadas del pasado.

Aunque las autoridades pronosticaron  un gran crecimiento económico en la República Dominicana a finales del 2018 , el presente año que recién inicia será  de grandes desafíos para los dominicanos y muy especialmente para los pobres debido a que las riquezas que produce el estado no es distribuida de manera equitativa entre todos los quisqueyanos.

La diferencia abismal entre las clases sociales que convergen en el país  es muy amplia y por ende los ricos y acaudalados seguirán creciendo mientras los pobres seguirán su carrera hacia la desaparición de manera  inmisericorde sin que en el camino encontremos una luz al final del túnel.

Es que los que tienen la responsabilidad  de distribuir nuestras riquezas están inmersos en hacer emporios económicos familiares sirviéndose con el cucharon para ellos y una pírrica migaja es dejada caer a un reducido grupo muy relacionado al anillo de su entorno.
Heredamos para este año 2019 el endeudamiento de más de  decenas de préstamos innecesarios que no se reflejan en salud, empleo, justicia, trasparencia, equidad, carreteras, calles y obras       importantes si no en el parque vehicular de familias acaudaladas que en el pasado reciente solo contaban con el soplo de aliento que dios le proporcionaba  sin embargo hoy sus cuentas bancarias compiten con los más encumbrados banqueros locales nacionales . E internacionales.

Heredamos grandes maldades y desaciertos del año 2018 que resultan insuperable en el presente año y aunque no queremos ser ave de mal agüero todo va a depender del nivel de conciencia que apliquen quienes tienen el control de la cosa pública.

Aunque sabemos que será muy lastimoso este año por el gran problema de la distribución de las riquezas que posee y produce el país, abogamos por un  llamado a la conciencia  para que en lo adelante hagan una reflexión y que recuerden que lo que es de todo debe ser distribuido entre todos  y que si queremos tener a un país renovado vamos a invertir en la gente creando nuevos empleos , mejorando el salario de los existentes, industrializando la agropecuaria y sembrando esperanza en un  pueblo que esta cabizbajo  metido en miedo y terror ya que quienes tienen el control se han convertido en ley batuta y constitución hiriendo así la democracia del país .

No hay comentarios

Comenta tu opinión

Con la tecnología de Blogger.